Watpro S.A.

¿Por qué es importante la calidad del agua?

Filtros y purificadores de agua al mejor precio

Sin la acción humana, la calidad del agua vendría determinada por la erosión del substrato mineral y  los procesos biológicos en el medio acuático que pueden alterar la composición física y química del agua.

Filtros y purificadores de agua al mejor precio

Por lo general, la calidad del agua se determina comparando las características físicas y químicas de una muestra de agua con unas directrices de calidad del agua o estándares. En el caso del agua potable, estas normas se establecen para asegurar un suministro de agua limpia y saludable para el consumo humano y, de este modo, proteger la salud de las personas. Estas normas se basan normalmente en unos niveles de toxicidad científicamente aceptables tanto para los humanos como para los organismos acuáticos.

Filtros y purificadores de agua al mejor precio

El deterioro de la calidad del agua se ha convertido en motivo de preocupación a nivel mundial con el crecimiento de la población humana, la expansión de la actividad industrial y agrícola y la amenaza del cambio climático como causa de importantes alteraciones en el ciclo hidrológico.

Filtros y purificadores de agua al mejor precio

La calidad del agua es un argumento de gran notabilidad en la actualidad, por el gran crecimiento de la población en los últimos años y la previsión de un aumento futuro todavía mayor. También por la expansión y desarrollo de los ambientes urbanos, donde se necesita un mayor abastecimiento de agua y una mejor vigilancia de la calidad del agua. En cuanto a las áreas rurales, es un tema central porque en diferentes zonas se presentan problemas debido al uso de fertilizantes para la agricultura que llegan a las aguas superficiales y subterráneas, creando un excedente químico que altera la calidad del agua.

¿Cuál es el proceso de análisis para la calidad del agua?

Para analizar la calidad del agua, se debe tener en cuenta todo el proceso. Primero su origen en embalses, ríos y pozos; después, durante su tratamiento en las Estaciones de tratamiento de agua potable; y, finalmente, en su llegada al consumidor a través de las redes de distribución correspondientes.

En cada momento se deben analizar muestras en el laboratorio para concretar si el agua es o no adecuada para el consumo humano. Los principales parámetros que se tienen en cuenta para ello son:

Peculiaridades físicas:

  • Temperatura
  • pH
  • Olor
  • Turbidez
  • Sabor
  • Color

Peculiaridades químicas:

  • Plomo
  • Hierro
  • Mercurio
  • Cobre
  • Cloruro
  • Sulfatos
  • Aluminio
  • Nitratos
  • Fluoruro

Peculiaridades biológicas:

  • Hongos
  • Mohos
  • Bacterias
  • Levaduras
  • Algas

TDS: método para medir la calidad del agua

Una medida muy conocida para medir la calidad del agua es el TDS (Total de Sólidos Disueltos, por sus siglas en inglés). Se trata de un método sencillo de utilizar.

El TDS es el porcentaje de residuo seco que engloba sales inorgánicas y pequeñas cantidades de materia orgánica disueltas en el agua. Sus constituyentes primordiales son los cationes de calcio, magnesio, sodio y potasio y los aniones de carbonato, bicarbonato, cloro, sulfato y nitrato. El TDS se expresa en mg por unidad de volumen de agua (mg/L) o como partes por millón (ppm).

Según la OMS, el nivel de TDS ideal en agua (mg/l):

  • Menos de 300: Excelente
  • 300 – 600: Bueno
  • 600 – 900: Regular
  • 900 – 1,200: Pobre
  • Más de 1,200: Inaceptable

Mira este video de como utilizar los medidores de calidad de agua

Sabías que...?

  • Cada día, 2 millones de toneladas de aguas residuales y otros efluentes desembocan en las aguas del mundo.
  • Cada año mueren más personas a causa de un agua insalubre que por muerte violenta, incluida la guerra.
  • La fuente más importante de contaminación del agua es la falta de gestión y tratamiento adecuados de los residuos humanos, industriales y agrícolas.
  • La calidad del agua necesaria para cada uso humano varía, al igual que los criterios utilizados para evaluarla. Por ejemplo, para el agua potable se exigen altos estándares de calidad, mientras que se admite una menor calidad para su uso en los procesos industriales.